Dieta Hipotiroidismo Subclínico

Si tus glándulas tiroideas no están produciendo la cantidad de hormonas suficientes para el organismo debes vigilar tu alimentación. En este artículo conocerás todo lo que necesitas saber para llevar una buena dieta para hipotiroidismo subclínico.


En primer lugar, te hablaremos de qué se trata esta patología que se da mayormente en mujeres mayores de 40 años. Sin embargo, puede afectar a cualquier otro estrato de la población.


Se conoce como hipotiroidismo subclínico a una alteración de la función de las tiroides. Aunque no cumple con el cuadro clínico para ser diagnosticada como hipotiroidismo clínico, puede detectarse mediante análisis de sangre que revelan altos valores de TSH, pero con las T3 y T4 normales.


Los síntomas de esta enfermedad suelen ser muy inespecíficos, pero en diversos casos el paciente puede padecer problemas como aumento de peso o dificultad para perderlo. Otro síntomas son cansancio aparentemente inexplicable, piel seca, dolores musculares, somnolencia, irregularidades en el período menstrual, caída del cabello o cambios de humor, incluyendo depresión, entre otros.


Dieta para Hipotiroidismo Subclínico

Como te explicamos al principio, lo que comemos es fundamental para combatir esta enfermedad de las tiroides. Una buena dieta para el hipotiroidismo subclínico está basada en alimentos ricos en yodo. Podemos encontrar el yodo en los lácteos y en algunos vegetales como la remolacha, el ajo, las acelgas y el pepino. Este importante mineral también abunda en los alimentos marinos como los mariscos y el pescado, especialmente el atún, la sardina y el salmón.

Así como el yodo, en tu dieta para hipotiroidismo subclínico debes incluir germen de trigo, carnes rojas y frutos secos, estos últimos siempre y cuando se encuentren tostados.


Todos estos alimentos poseen zinc que es muy importante para equilibrar la producción de hormonas de tus tiroides. Las carnes rojas también son buena fuente de hierro, otro mineral útil en el combate de esta patología.


El manganeso es igualmente un elemento importante para incluir en tu dieta para hipotiroidismo subclínico. Lo puedes encontrar en los cereales integrales, así como en las nueces. También te recomendamos ingerir vitamina A que se encuentra en los vegetales de color verde como las espinacas. También esta presente en vegetales de color rojo como el tomate y el naranja como la zanahoria, esta última siempre cocida.

En el tratamiento del hipotirodismo debes evitar


No podemos cerrar nuestra recomendación de dieta para hipotiroidismo subclínico sin advertirte de algunos alimentos que debes evitar porque pueden generar alteración de las glándulas tiroideas. Entre estos se encuentran el brócoli, coliflor y el repollo que dificultan el aprovechamiento del yodo.


También debes hacer un esfuerzo por abstenerte de consumir algunas frutas como el limón, las peras, el melón, las uvas, el higo, las fresas y el melocotón. La soja y la mostaza son algunas semillas que también debes evitar.


Sigue nuestras recomendaciones para la dieta de hipotiroidismo subclínico procurando consumir todos los alimentos cocidos debido a que el calor hace que las sustancias perjudiciales de los alimentos desaparezcan.

Combina una buena alimentación con una rutina de ejercicios diarios semanal y verás cómo comienzas a ver efectos positivos en tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *