Síntomas del Hipotiroidismo Subclínico

Si eres mujer y actualmente posees una edad avanzada, cercana a la etapa de la menopausia, debes tener mucho cuidado con los sintomas del hipotiroidismo subclínico.

Esta es una forma leve de lo que en el ámbito médico se conoce como hipotiroidismo. Afecta a un 8-10% de la población femenina. Pero, ¿cuáles son sus sintomas?

Los síntomas del hipotiroidismo subclínico son pocos, muy confusos y casi imperceptibles. Se detectan a través de un examen de sangre, en el cual verifican tus valores de TSH.

Síntomas del hipotiroidismo subclínico

Comúnmente, el término subclínico hace referencia a la ausencia de síntomas dentro de una enfermedad. No obstante, esto puede variar de acuerdo a cada persona y a cada caso estudiado.

Como ya lo mencionamos, el hipotiroidismo subclínico no presenta una serie de síntomas específicos ni particulares. No obstante, parte de la sintomatología que se asocia con la enfermedad es: cansancio, cambio en el estado anímico, sequedad de la piel, caída del cabello, algunos dolores musculares, aumento de peso, un tanto de intolerancia al frío, entre otras.

Cabe destacar que los síntomas enumerados suelen ser muy comunes y pueden afectarte en varias circunstancias o episodios de la vida. Por ejemplo, perfectamente puedes sentir estos síntomas cuando estás expuesto a mucho estrés, cuando tienes mucho trabajo o cuando estás comenzando a padecer de una pequeña virosis.

Sin embargo, si no te encuentras expuesto a ninguna de estas situaciones y comienzas a sentir la sintomatología descrita, es fundamental que tomes cartas en el asunto, y acudas al médico, en particular a un endocrinólogo. Solo de este modo, podrás saber si sufres de hipotiroidismo subclínico.

Efectos del hipotiroidismo subclínico

A pesar de que no suele mostrar síntomas particulares y que, en muchos casos, puede desaparecer de forma natural y espontánea, el hipotiroidismo subclínico puede ser el responsable de algunas enfermedades cardiovasculares, como la angina de pecho y los infartos.

Asimismo, puede incrementar los niveles de colesterol en la sangre.
En otro orden de ideas, es importante que tengas en cuenta que el hipotiroidismo subclínico puede ser controlado a través de un tratamiento basado en la hormona tiroidea. livoteraxina.

Dicho tratamiento suele requerir controles rigorosos del perfil hormonal, debido a que tanto la sobredosificación como las bajas dosis podrían generar efectos secundarios. Además, su aplicación suele ser permanente en la mayoría de pacientes.

Si guardas alguna sospecha de padecer los síntomas del hipotiroidismo subclínico, no dudes en solicitar la ayuda de un endocrinólogo. Ellos son los especialistas indicados para ayudarte a despejar tus dudas.

Dieta Hipotiroidismo Subclínico

Si tus glándulas tiroideas no están produciendo la cantidad de hormonas suficientes para el organismo debes vigilar tu alimentación. En este artículo conocerás todo lo que necesitas saber para llevar una buena dieta para hipotiroidismo subclínico.


En primer lugar, te hablaremos de qué se trata esta patología que se da mayormente en mujeres mayores de 40 años. Sin embargo, puede afectar a cualquier otro estrato de la población.


Se conoce como hipotiroidismo subclínico a una alteración de la función de las tiroides. Aunque no cumple con el cuadro clínico para ser diagnosticada como hipotiroidismo clínico, puede detectarse mediante análisis de sangre que revelan altos valores de TSH, pero con las T3 y T4 normales.


Los síntomas de esta enfermedad suelen ser muy inespecíficos, pero en diversos casos el paciente puede padecer problemas como aumento de peso o dificultad para perderlo. Otro síntomas son cansancio aparentemente inexplicable, piel seca, dolores musculares, somnolencia, irregularidades en el período menstrual, caída del cabello o cambios de humor, incluyendo depresión, entre otros.


Dieta para Hipotiroidismo Subclínico

Como te explicamos al principio, lo que comemos es fundamental para combatir esta enfermedad de las tiroides. Una buena dieta para el hipotiroidismo subclínico está basada en alimentos ricos en yodo. Podemos encontrar el yodo en los lácteos y en algunos vegetales como la remolacha, el ajo, las acelgas y el pepino. Este importante mineral también abunda en los alimentos marinos como los mariscos y el pescado, especialmente el atún, la sardina y el salmón.

Así como el yodo, en tu dieta para hipotiroidismo subclínico debes incluir germen de trigo, carnes rojas y frutos secos, estos últimos siempre y cuando se encuentren tostados.


Todos estos alimentos poseen zinc que es muy importante para equilibrar la producción de hormonas de tus tiroides. Las carnes rojas también son buena fuente de hierro, otro mineral útil en el combate de esta patología.


El manganeso es igualmente un elemento importante para incluir en tu dieta para hipotiroidismo subclínico. Lo puedes encontrar en los cereales integrales, así como en las nueces. También te recomendamos ingerir vitamina A que se encuentra en los vegetales de color verde como las espinacas. También esta presente en vegetales de color rojo como el tomate y el naranja como la zanahoria, esta última siempre cocida.

En el tratamiento del hipotirodismo debes evitar


No podemos cerrar nuestra recomendación de dieta para hipotiroidismo subclínico sin advertirte de algunos alimentos que debes evitar porque pueden generar alteración de las glándulas tiroideas. Entre estos se encuentran el brócoli, coliflor y el repollo que dificultan el aprovechamiento del yodo.


También debes hacer un esfuerzo por abstenerte de consumir algunas frutas como el limón, las peras, el melón, las uvas, el higo, las fresas y el melocotón. La soja y la mostaza son algunas semillas que también debes evitar.


Sigue nuestras recomendaciones para la dieta de hipotiroidismo subclínico procurando consumir todos los alimentos cocidos debido a que el calor hace que las sustancias perjudiciales de los alimentos desaparezcan.

Combina una buena alimentación con una rutina de ejercicios diarios semanal y verás cómo comienzas a ver efectos positivos en tu salud.

Hipotiroidismo Subclínico y Embarazo

El hipotiroidismo subclínico se presenta cuando hay una pequeña falla en la tiroides. Se observa la T4 Libre -tiroxina- en cantidades normales con un aumento de la TSH, hormona o tirotropina que estimula la tiroides.

hipotiroidismo subclinico y embarazo

Las tiroides se encargan de la producción de hormonas que regularizan y equilibran al organismo y su crecimiento. La funcionalidad de muchos sistemas en el cuerpo depende de estas hormonas.

 

Síntomas

Un cuerpo con hipotiroidismo subclínico producirá muchas más hormonas TSH de las que necesita. Esto puede ocasionar fatiga generalizada, pérdida de memoria o concentración, aumento de peso, disminución del apetito y sensación de frío.

El estreñimiento y la ascitis pueden aparecer también. Asimismo, puede presentarse pérdida del cabello, ronquera, disminución de los reflejos, pulso lento, acortamiento de la respiración y disminución del lívido.

Estos síntomas suelen pasar desapercibidos pues se confunden con los síntomas de un embarazo común.

Causas

Durante el embarazo, el hipotiroidismo se puede presentar como consecuencia del trastorno autoinmune denominado “tiroiditis de Hashimoto”. Se presenta cuando la mujer ha tenido el trastorno en una oportunidad anterior y no recibe un tratamiento adecuado.

Otra causa es un sobretratamiento con medicamentos antitiroideos en la mujer. Algunas mujeres tienen un aumento de THS de 6 aproximadamente. Algunas otras, durante el embarazo, tienen un aumento de más de 10.hipotiroidismo subclinico en el embarazo

Riesgos para el bebé

Cuando la madre sufre de hipotiroidismo el desarrollo cerebral del bebé se ve afectado. Esto se debe a que el hipotiroidismo en la madre supone falta de yodo, nutriente importante para el desarrollo del bebé.

Esto puede pasar sin importar que el hipotiroidismo sea o no severo. Por tal razón, muchos especialistas sugieren un examen especial para medir los niveles de THS durante el embarazo o incluso antes para tomar las medidas convenientes.

Este examen debería ser obligatorio para toda mujer con un historial clínico que incluya esta enfermedad. Al quedar embarazada, sus niveles de THS aumentaran y con esto la enfermedad se complica, afectando también al bebé.

Por otra parte, cuando el niño nace con hipotiroidismo congénito, las anormalidades neurológicas y congénitas pueden aparecen. Claro está, existen tratamientos, pero la enfermedad debe ser detectada tratada a tiempo en el recién nacido para evitar complicaciones.

Riesgos para la madre

El hipotiroidismo subclínico y embarazo son una combinación muy riesgosa. Cuando no se aplica un tratamiento adecuado, esta enfermedad ocasiona complicaciones para la madre y el bebé

En el caso de las madres, las complicaciones más frecuentes son: anemia materna, miopatía, pre-eclampsia, insuficiencia cardiaca, anormalidades de la placenta y hemorragia después del parto.

La enfermedad causa un bajo recuento de glóbulos rojos, por lo que la madre padecerá anemia. Asimismo, se produce un debilitamiento muscular acompañado de dolores. Esta situación es peligrosa pues muchas mujeres pueden atribuir los síntomas a situaciones de un embarazo común.

Es importante aplicar un examen especial de sangre para detectar la enfermedad a tiempo. De esta manera, el médico recetará un tratamiento especial con levotiroxina, para normalizar los valores de TSH y T4 libre.